La palabra rebajas si algo provoca en todas las personas es ponerse en alerta, la simple palabra rebajas llama la atención. Vivimos en unas épocas en que hay un cierto descontrol en este aspecto, una época en que la liberalización de la época de las rebajas está provocando bastante confusión, pero este es un hecho que ya lo comentaremos más adel...

La palabra rebajas si algo provoca en todas las personas es ponerse en alerta, la simple palabra rebajas llama la atención. Vivimos en unas épocas en que hay un cierto descontrol en este aspecto, una época en que la liberalización de la época de las rebajas está provocando bastante confusión, pero este es un hecho que ya lo comentaremos más adelante. El nacimiento de las rebajas la tenemos que buscar en ya un muy lejano 1929 y su lugar en Estados Unidos. Con el famoso crack del 29, el país norteamericano vivía uno de los peores momentos de su historia, con una cifra de paro cercana al 25%, hecho inaudito y para lo que la sociedad de ese país no estaba preparada. En esos momentos y con la intención de reactivar el consumo, varias empresas se unieron y crearon la Federated Department Stores Inc. Lo que acordaron esta nueva unión de empresas fue establecer unos días en los que ciertos productos escogidos tendrían un precio especial. También en esta misma dirección se acordó que también establecer la forma de pago a plazos. Esta acción totalmente enfocada a dinamizar el consumo fue muy bien recibida por el cliente final, el cual también vio la posibilidad de poder adquirir aquel producto que deseaba a un precio mucho menor. Esta iniciativa al fin y al cabo era beneficiosa para las dos partes, el comercio minorista le podía dar salida a un stock sobrante, que aunque fuera a un precio inferior le daba la posibilidad de sacar todo ese género sobrante y al consumidor conseguir ese producto, que con la crisis que había en esos momentos en ese país, no le era posible comprar. De esa forma vieron la luz lo que hoy conocemos como rebajas. En nuestro país, las rebajas llegaron en los años 40, a través de una guerra de precios de Galerías Preciados y El Corte Ingles. Las rebajas con los años las hemos ido adoptando y asociando a un hecho normal en nuestras compras. Con el paso de los años, las rebajas se han ido convirtiendo en ese final de temporada, en esa época que cuando ese comercio ya ha vendido la mayoría del producto a las personas que, o bien prefieren conseguir el producto de temporada más apetecible, o la talla de esos zapatos que tanto le gustan, cuando ya todas esas personas han comprado la mayoría del stock, llegan las rebajas para vaciar del almacén el resto de productos. Conseguir esa mochila deportiva, ese bolso de mujer, esa bolsa de deporte, conseguir ese producto a un precio mucho más asequible es posible gracias a las rebajas, aunque por ello tengamos que ceñirnos mucho más a los modelos que no se han vendido en temporada, no tengamos acceso a la totalidad de la colección que si tuvieron para escoger las personas que decidieron comprarlo en su momento, al precio de venta establecido inicialmente. Como hemos dicho en un inicio, cuando pasamos por delante de un escaparate y vemos la palabra rebajas, automáticamente se nos activa una atención hacia ese escaparate, en esos momentos pensamos que quizás en el pueda haber algún producto de nuestro interés o gusto, a un precio bastante asequible. Esta totalmente comprobado que cuando vemos un producto a un precio muy inferior del que valía inicialmente, nuestro nivel de exigencia baja bastante, como que el hecho de no comprarlo es perder una oportunidad. Si hay que decir que vivimos una época confusa, ya que el hecho que se liberalicen las épocas comerciales, lleva consigo un cierto desorden, desorden que hacen que el cliente final, que desde hace muchos años ha tenido claro que la época de rebajas era a final de temporada, no tenga ahora muy claro donde está la verdadera oferta. Conseguir una mochila Reebok con un buen descuento es posible, al igual que comprar un bolso de Gabol a un precio mucho más bajo que el marcado cuando salió a la venta también. Con eso llegamos a la conclusión de que las rebajas son muy validas, lo que tenemos que tener muy claro es si preferimos poder escoger a inicio de temporada, cuando la colección es completa, eso sí pagando el peaje del precio de venta del producto, o si por lo contrario preferimos esperar a final de temporada y adquirir el producto, escogiendo entre el stock sobrante, en este caso con la ventaja de pagar un precio mucho más bajo por el producto, la decisión final es solamente nuestra. 

Más

Rebajas 

Hay 85 productos.
por página
Mostrando 1 - 15 de 85 items